Neorama

¿Qué es lo que viene?

In Uncategorized on julio 6, 2012 at 10:56 pm

“Podrán cortar todas las flores,

pero no podrán detener la Primavera” Pablo Neruda

El primero de Julio, se dieron a conocer los resultados de la cotienda electoral, que millones de mexicanos teníamos miedo de sospechar y sentimos un mal sabor de boca, cuando el Consejero Presidente del IFE anunció que el PRI regresaría a gobernar el país los próximos Séis años, inmediatamente después Felipe Calderón Hinojosa en cadena nacional, apoya el resultado y hace un llamado a aceptar la derrota.

Durante este trago amargo, quedó al descubierto todo lo que Andrés Manuel López Obrador venía diciendo desde hace años, que el poder político más grande lo ejercía una MAFIA, así con mayúsculas quedó en mi memoria esa palabra cuando, di un leve repaso al proceso que acababamos de vivir, las pre campañas, las marchas, el miedo de un nuevo fraude electoral, la compra de votos, etc. No me quedó duda alguna que la democracia en México está desviada, tal cual dice Aristóteles en su libro sobre Política respecto a los ciudadanos y sus formas de gobierno. La democracia se desvió hacia la Oligarquía, 30 Familias que deciden el rumbo que tendrá el país cada 6 años y que se respaldan en las instituciones públicas como el IFE para aparentar que quien verdaderamente manda es el pueblo.

Esta Oligarquía utiliza a los partidos políticos como instrumentos para lanzar candidaturas que realicen las reformas que se necesitan para mantener sus privilegios y hacer crecer sus fortunas. Ese es el poder de facto que ha quedado totalmente al descubierto. Los ciudadanos así como estan aislados y perdidos en sus regionalismos, hablando todavía de libertades económicas, de odio hacia la política, de apatía y rechazo por los movimientos sociales, representan una fuerza débil, quebrantada totalmente manipulable desde los medios masivos de comunicación, desde la cultura imperante estadunidense, adoptan formas que les son impuestas desde campañas de mercadeo y se van moldeando perfectamente para convertirse en consumidores potenciales, a veces de productos inútiles.

A pesar de todos los factores adversos que tiene la sociedad mexicana frente a la oligarquía, comenzó a activarse la conciencia colectiva en amplios sectores del país, comenzando en las ciudades principales y replicandose en las provincias e interior de la república. Los Jóvenes como primera fuerza ciudadana, organizados en diversos movimientos, como Morena y Yosoy132, dieron la pauta para poner a tambalear la campaña electoral del PRI. El trabajo fue ardúo, de muchos días, se informó, se exigió y se persuadió a la sociedad para que estuviera conciente de lo que podría pasar. Las encuestas quedaron como se dijo en un principio, truqueadas y fuera de la realidad.

Me dió mucha satisfacción haber participado dentro del poco tiempo disponible, en trabajar para la democracia en compañía de Jóvenes soñadores, dispuestos a no dormir en días, a soportar calamidades por pocos recursos económicos, a no tener miedo de expresar sus simpatías políticas, dipuestos a concientizar a los ciudadanos en las calles y en las plazas. Todo esto tiene un valor enorme, del cual cada participante debería sentirse orgulloso, porque en realidad estaba trabajado patrióticamente, porque ama a su país, quiere bienestar para el pueblo mexicano. Viene el tiempo de no bajar la guardia, de no claudicar porque de lo contrario todo el esfuerzo sería en vano, de seguir sumando fuerza contra lo que viene: Privatización del Petróleo, Reformas laborales en detrimento de los derechos de los trabajadores, alzas a los impuestos de la canasta básica, reformas en detrimento de los pensionados y el vil caciquismo y corrupción que representa el PRI, y el terrible Salinismo que nos tiene en un retraso espantoso en toda América Latina.

No todo está perdido, si tenemos conciencia y exigimos nuestros derechos. Andrés Manuel López Obrador ha dejado una huella imborrable en la historia del país, pues le hizo frente a los poderosos como Ánibal contra Roma. Es un forjador de la honestidad y la justicia. Y el pueblo mexicano hace suya esa proclama. Ahora todo está en manos del pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: